miércoles, 19 de febrero de 2014

Una criatura reptiliana asusta a ciclistas en el desierto de Sonora

La criatura descrita se parecía a un reptilio habitual.
Un grupo de 3 ciclistas de montaña revelaron la semana pasada un encuentro casual con un ser lagarto (humanoide reptiliano) a mitad del camino que se encuentra en el desierto de Sonora (de Gila), escribe Cryptozoologynews.com. Este desierto se encuentra entre EE. UU. y Mexico.
Los ciclistas realizaron un viaje de 24 horas siguiendo el itinerario hacia el hipódromo de Pueblo Antiguo, y aproximadamente a 17 millas  del camino vieron un ser extraño. Johnson asegura que él y sus 2 compañeros estuvieron a medio camino del lugar indicado, cuando de repente algo "extraño" casi no  les obligó a abandonar el viaje.
"Viajamos casi, posiblemente, 9 horas, haciendo descansos constantes. En un momento, Michael dijo que debe de detenerse por un minuto. Al esperar, hasta que concluya lo que seseaba, y en este momento de repente vimos, que duró bastante, que una figura que caminaba en el sendero. El ser, que tal vez tenía cerca de 6 pies de altura, era muy muy delgado y que tenía un modo de andar torpe, como de los
monos... o de una persona enferma, casi robótico", le dijo al periodista.
 "Él ser se detuvo, y él tuvo un contacto visual conmigo, y podía verlo con claridad. Sus ojos eran como de una serpiente, pero con una raya negro- amarilla en medio del ojo. Tenía unas líneas verdes y rojas en la cara y en la cabeza. El color rojo tenía el matiz de arena como del desierto. Y, al parecer, la piel de la criatura tenía una textura arenosa. No tenía nariz, sólo dos aberturas. No podía ver las orejas ni sus cabellos. Tenia la boca roja que parecía como la sangre a su alrededor. Pero no se parecía a una hemorragia, ya que él se parecia a un dibujo. Esto me hizo recordar al camaleón, pero el ser también se parecía a una persona".
Luego el ser como que levantó sus "largos brazos con unas garras largas extrañas, similares a una rama llena de espinas", y, sin prestar la atención en ellos, rechinó fuertemente con los dientes. Después la criatura rápidamente se escondió, como si se resbalase, que me hizo recordar el movimiento del "lagarto, que trata de esconderse".
"El nos contempló y después se fugó hacia el desierto. Nosotros pensamos que regresaría, pero decidimos continuar el viaje, ya que estábamos a medio camino. Ninguno de nosotros nunca vio algo parecido. El encuentro duró apenas algunos segundos, pero a nosotros nos pareció que el tiempo transcurría muy despacio".
Johnson considera que lo que presenciaron era real y que no es un producto de su fantasía. "Cuando lees estos tipos de historias en Internet o los ves a través de la televisión, uno piensa que estas personas están locas o que necesitan de un tratamiento especial. Pero este encuentro me ha hecho ser partidario de las personas que decidieron hablar sobre lo enigmático. Yo se que la mayoría de las personas no creen lo que les he contado, al igual que yo no creía antes. Yo no les juzgo a ellos por esto. Pero estos seres humanoides realmente existen allí. Ahora no estoy diciendo que son extraterrestres o chupacabras, o algo así...! Lo único que quiero decirles es que nunca ví algo parecido en mi vida. Pero yo no soy biólogo, por lo que no se que es lo que fue".
Para enterarse más, vean este Video.
------
Publicado por Mauritz. (ref.: Esoreiter.ru; Cryptozoologynews.com)  

No hay comentarios:

Publicar un comentario